Recomendaciones para hacer una compra segura a través de internet

DIEZ ULTIMAS ENTRADAS

» » Recomendaciones para hacer una compra segura a través de internet

Entre los beneficios que la compra electrónica supone para los consumidores destacan el evitarse desplazamientos incómodos, la ampliación de la disponibilidad de ofertas para hacer una comparativa del producto o servicio que queremos, o la obtención de precios más ventajosos.

Sin embargo, la pérdida de la capacidad de visualizar el producto físicamente, la existencia de posibles dificultades para mostrar nuestra disconformidad con el producto una vez que este ha llegado, el miedo a ser víctima de un fraude, o el desconocimiento sobre los métodos de pago en las transacciones electrónicas, son algunos de los frenos a los que actualmente se enfrenta este tipo de comercio.

Si hay una premisa a la hora de hacer una compra segura a través de Internet es la de estar bien informado: informarse sobre a quién se está comprando, es decir, quién está detrás de una página web de venta o prestación de servicio, es un primer paso para asegurarse de que no seremos víctimas de ningún tipo de estafa.

Así, la primera recomendación es cerciorarnos de los datos de la empresa: nombre o denominación social, dirección, teléfono, NIF, datos de inscripción en el registro mercantil… Estos deben aparecer obligatoriamente en la página web y, ante la duda, hay que evitar comprar en sitios donde no aparece una dirección física o donde la única forma de contacto es a través de un móvil.

Un segundo paso es comprobar las condiciones de la compra: plazos de entrega, formas de pago, política de devolución, características del producto o servicio… Y al mismo tiempo pensar bien qué implicaciones pueden tener esas condiciones.

Una vez que ya se ha decidido comprar, te aconsejamos que leas atentamente las condiciones generales del contrato, ya que cuando marques una casilla aceptando las condiciones es como si firmaras cualquier tipo de contrato.

Lo más conveniente es que hagas una lectura atenta y que guardes e imprimas una copia. Antes de esto, sin embargo, debes repasar el resumen de la compra, el precio total (con especial atención a los gastos de envío o a cualquier otro concepto que no venga especificado) y vigilar que los datos personales que introduzcas sean los estrictamente necesarios para la transacción . Con ello evitarás "spam" (correo basura) o llamadas telefónicas indeseadas.

Recuerda que la hora de introducir tus datos en la web debes tener presente la política de privacidad del sitio. Las empresas están obligadas a informar sobre la finalidad de estos datos y tienen que dar la opción de corregirlos o cancelarlos. Tampoco pueden ceder esos datos a terceros sin tu consentimiento expreso. En cualquier caso, esta política de privacidad debe estar claramente publicada en la web y todos los datos recogidos tienen que pasar por la Agencia Española de Protección de Datos.

Para comprobar que una página web te aconsejamos que te fijes en lo siguiente:

En la barra del navegador tiene que aparecer la secuencia "https://", donde la "s" indica que se trata de un sitio seguro.

Una conexión a una página segura también se confirma con la aparición de un candado en la parte superior derecha o al lado de la dirección web.

Además, intenta evitar entrar en sitios de compras mediante un enlace que te llegue a través del correo electrónico, aunque este sea de un remitente conocido. Lo mejor es llegar al sitio web a través de algún buscador o directamente introduciendo la dirección de la empresa en la barra de herramientas.





*Información de la Consejeria de Salud de la Junta de Andalucia

También te puede interesar

No hay comentarios

Deja un comentario

SERVICIOS